El libro ilustrado. Técnicas de estampación


Exposición: 5 de abril a 19 de junio de 2016.
Museo Lázaro Galdiano. Sala Joyas Bibliográficas. Serrano 122. Madrid.
Martes a sábado de 10 a 16.30 h. Domingo de 10 a 15 h. Lunes cerrado.

Por Juan Antonio Yeves Andrés

El objetivo de esta exposición es ilustrar los procesos y las técnicas relacionadas con los sistemas de impresión y estampación de materiales gráficos a lo largo de los siglos, tanto los originales como los de reproducción fotomecánica, y mostrar los rasgos identificadores de las estampas para su catalogación y estudio. La muestra tiene, por una parte, un propósito didáctico pues en ella están representadas las diferentes técnicas y sistemas de impresión desde el siglo XV y, por otra, se enmarca en la investigación que se está llevando a cabo para el estudio de las estampas de la colección donde las hay sueltas, formando colecciones o incluidas en volúmenes ilustrando un texto.

Se ha optado en esta ocasión por mostrar las técnicas de estampación en el libro impreso y esta elección permite un discurso en el que se aprecian no solo las novedades y progresos técnicos sino también el cambio en las preferencias estéticas a lo largo del tiempo. Se trata de un recorrido por la historia del libro ilustrado desde la etapa incunable, uno de los temas que interesaron de manera especial a José Lázaro, como lo confirma no solo la extraordinaria biblioteca que reunió, sino también su pertenencia a corporaciones en las que se congregaban los aficionados a los libros, entre otras la «Sociedad de Bibliófilos Españoles» o la «Agrupación de Amigos del Libro de Arte». Esta predilección también se aprecia en las muestras que organizó con fondos propios, como la titulada Exposición de la estética del libro español, celebrada en París en 1936, en la que destacaba el papel de dibujantes y grabadores en la decoración de manuscritos e impresos.

cartel-libro-ilustrado

Cartel de la Exposición.

Técnicas originales de estampación

En la primera parte de la exposición se muestran libros con ilustraciones realizadas mediante técnicas originales, es decir, a partir de matrices en relieve —xilografía al hilo, a la testa, en camafeo y linografía—, en hueco —buril, aguafuerte, aguatinta, punta seca, ruleta y manera negra— o planas —litografía y cromolitografía—. Así, se pueden contemplar obras que cronológicamente van desde el siglo XV al XX y algunas son verdaderas joyas bibliográficas: desde incunables como El sueño de Polífilo, impreso por Aldo Manucio en 1499, o una página de Apocalipsis cum figuris de Durero, en la edición de 1511, hasta Academie de l’espée de Girard Thibault, un monumental manual de esgrima profusamente ilustrado, del siglo XVII, o una obra de Piranesi, Antichità romane, del XVIII. También se encuentran estampas en libros impresos en pergamino como las del Missale ad usum ecclesie Palentine, de 1521, o de Anacreontis teii convivialia semiambia, de 1781, con el texto griego estampado y en tipografía. Se muestran también dos retratos, el del príncipe Felipe, futuro Felipe III, obra de Petrus Perret, y el de fray Luis de León, incluido en los Retratos de los españoles ilustres, imagen que José Lázaro quiso que se pintase en el techo de su despacho. La Sección vertical de la bóveda y de la cúpula del Mihrab de la Mezquita de Córdoba, cromolitografiada por Fuster, es ejemplo del mérito de una gran empresa editorial de la segunda mitad del siglo XIX: Los monumentos arquitectónicos de España. En este mismo siglo se publicaban obras en las que las ilustraciones se realizaron con técnicas diferentes, por ejemplo Thorvaldsen sa vie et son oeuvre donde el grabador Gaillard trabajó con buril dos planchas y dibujó también otras imágenes que se grabaron mediante xilografía a la testa. Entre las últimas obras de esta sección, dedicada a las técnicas originales, destacan La vie brève de Eugenio d’Ors de 1927, publicada por la «Agrupación de Amigos del Libro de Arte», y ejemplos de las «Ediciones de la Rosa Vera», de mediados del siglo XX, en los que la imagen adquiere especial protagonismo pues no se ideó como ilustración para un texto sino que sirvió de inspiración para un comentario literario o una composición poética.

1

Venus y detalle ampliado de la estampa.
Buril de Claude Ferdinand Gaillard.
En PLON, Eugène: Thorvaldsen sa vie et son oeuvre.
París: Henri Plon, imprimeur-éditeur, 1867.

 

2

Sección vertical de la bóveda y cúpula del Mihrab: Mezquita de Córdoba
y detalle ampliado de la estampa.
Cromolitografía de Mariano Fuster.
En Monumentos Arquitectónicos de España,
Madrid: Imprenta de Fortanet y Calcografía Nacional, 1859-1878.

 

Técnicas de reproducción fotomecánica

En la segunda parte se exponen libros impresos a partir del siglo XIX, cuando la utilización de la fotografía en la reproducción de originales supuso una verdadera revolución en el concepto de la producción en serie, es decir, a partir de matrices en relieve —fotograbado de línea, de trama o mixto—, en hueco —heliograbado y huecograbado— o planas —fototipia, cromotipia y fotolitografía offset—. Como está dedicada a las técnicas más modernas, en ella se encuentran obras de menor renombre porque no han alcanzado tanta fama como las realizadas mediante las técnicas originales. Sin embargo, esta sección tiene interés por su novedad, pues no es frecuente encontrarla en exposiciones como esta y en ella reside uno de los principales atractivos de la exposición: estudiar y reconocer estas técnicas hoy en desuso y en muchos casos olvidadas pero que ilustran perfectamente los progresos técnicos en la edición desde el siglo XIX. Comienza la serie con el primer ejemplar de la edición de L’effort de Edmond Haraucourt, de 1894, dedicado a José Lázaro, y sigue con publicaciones sobre arte, editadas con primor y elegancia, como Les maitres contemporains: l’art et la couleur, una monografía sobre Anton van Dyck, Los grandes retratistas en España, o L´Estampe Moderne. Otra edición de bibliófilo, la de Pablo y Virginia de Bernardin de Saint-Pierre, sirve para mostrar un buen ejemplo de los logros de la fotolitografía, cuando el sistema offset no había alcanzado el desarrollo que después ha tenido.

3

Consuelo por Ignacio Zuloaga y detalle ampliado de la estampa.
Fotograbado de trama a varias tintas.
En Les maitres contemporains: l’art et la couleur,
Paris: Editeur H. Laures, 1904.

 

4

Pablo y Virginia por Alfredo Opisso y detalle ampliado de la estampa.
Fotolitografía estampada por Viladot.
En BERNARDIN DE SAINT-PIERRE, Henri: Pablo y Virginia,
Barcelona: Editorial Gustavo Gili, S.A., 1945.

 

Como colofón figura una obra en la se publica parte de la correspondencia del Doctor Thebussem con una ilustración realizada por serigrafía, una de las técnicas más recientes y que no se puede incluir entre los sistemas mencionados anteriormente, originales y fotomecánicos —en los que se utilizan matrices en relieve, en hueco o planas—, pues es un proceso de estampación permeográfico.

 

 

Anuncios

Un comentario

  1. […] de l’exposició per Juan Antonio Yeves Andrés  El libro ilustrado. Técnicas de estampación, publicat en el Blog de la Biblioteca Lázaro […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: