El Sueño de Polífilo y la memoria de Aldo Manuzio


Exposición: 17 de marzo a 15 de junio de 2015

Museo Lázaro Galdiano. Sala 2. Serrano 122. Madrid.

Miércoles a lunes de 10 a 16.30 h. Domingo hasta las 15 h. Martes cerrado.

Por Juan Antonio Yeves Andrés

ALDO MANUZIO

Con esta reducida y selecta muestra recordamos a Aldo Manuzio, el gran impresor renacentista, el primer editor educador, en el año en el que se cumplen cinco siglos de su fallecimiento.

Aldo Manuzio, o Aldus Manutius, nació en Bassiano hacia 1450. Estudió latín en Roma y griego en Ferrara; después, en Mirandola, perfeccionó sus estudios para instruirse como editor de textos clásicos en el sentido actual. La Erotemata de Constantinus Lascaris, la primera obra que salió de sus prensas ya establecido en Venecia, fue el inicio de un gran proyecto en el que destacan las obras de autores griegos y romanos. Aparecieron junto a las de autores contemporáneos, algunos de los que conformaban la Aldi Neacademia, un consejo editorial de carácter filológico en donde se leían y depuraban los manuscritos antes de llegar a la imprenta. En el círculo humanístico de Aldo Manuzio se encontraban Andrea Navagero, Pietro Bembo, Johannes Reuchlin y Erasmo, entre otros. Aldo Manuzio fue también el artífice de una revolución libraria: en 1501 comenzó a utilizar el volumen de menor tamaño con letra cursiva o itálica, la que usaban los humanistas, en obras de Virgilio, Homero, Petrarca y Juvenal. El nuevo formato sirvió, por ser más cómodo y barato, para difundir la literatura clásica en Europa. Su perfil de impresor, editor y estudioso sirvió de ejemplo para otros grandes impresores del siglo XVI, pero su memoria siempre irá unida a una obra única, El sueño de Polífilo, que si bien extraña a su proyecto editorial es el mejor reflejo del Humanismo de la época.

P1040381--EL SUEÑO DE POLÍFILO
La Lucha de amor en sueños de Polifilo es una obra mitológica y alegórica que describe un viaje onírico, marcado por la presencia y la glorificación de Venus y Cupido, en el que los protagonistas son Polífilo y Polia. Principalmente está escrita en latín y en italiano, pero también utiliza el griego y algunas voces hebreas y caldeas. El alarde de erudición y conocimientos de carácter enciclopédico —de mitología, botánica, arquitectura, astronomía, etc.—, en buena parte librescos, dificultan su comprensión y abruman al lector. El lenguaje oscuro y la sintaxis compleja han contribuido al desconocimiento de este libro y a su escasa difusión en ediciones y traducciones posteriores. Es evidente que la erudición, la sabiduría, la belleza y el afán por la perfección están presentes en el texto y en las ilustraciones, pero las interpretaciones y los comentarios posteriores han alimentado el enigma de esta obra rodeada de misterios. Con la disculpa del interés por la Antigüedad, se describen y reproducen monumentos, fuentes, esculturas, cuadros y jeroglíficos. El más famoso de estos últimos, el del círculo con el delfín y el ancla, se interpreta en el libro con el lema «Semper festina tarde» que el propio Aldo adoptó como marca tipográfica para representar el trabajo diligente pero sin apresuramiento. La imagen del ancla y el delfín ha trascendido entre eruditos y bibliófilos como señal de excelencia, calidad y buen gusto.

P1040382--Jeroglífico en Hypnerotomachia Poliphili. Venecia: Aldo Manuzio, 1499.

IMG_7826-Colofón en Adagiorum Chiliades de Erasmo. Venecia: Aldo Manuzio, 1508.

En cuanto a la trayectoria del ejemplar de la Biblioteca Lázaro Galdiano, sabemos que perteneció a Henry Howard (1628-1684), más tarde Duque de Norfolk, bibliófilo y viajero. Por sugerencia de John Evelyn, el 2 de enero de 1667, legó gran parte de su espléndida biblioteca a la Royal Society, organización establecida en 1660 en Londres por un grupo de hombres doctos que tenía como finalidad promover la discusión científica. Desde 1667 hasta 1925, el volumen permaneció en la Royal Society, pues el 4 de mayo de este año se vendió en Sotheby and Co., y fue adquirido por Jacques Rosenthal. Finalmente llegó a manos de José Lázaro Galdiano, quien en el segundo volumen de la Colección Lázaro, publicado en 1927, decía: «Este incunable, reconocido como la obra maestra de los libros publicados en Italia, lleva 192 grabados tan bellos, que han sido atri¬buidos a los más célebres artistas del siglo XV, principalmente a Giovanni Bellini».

OBRAS EXPUESTAS

Desiderius Erasmus
Erasmi Roterodami Adagiorum Chiliades tres, ac centuriae fere totidem.
Venetiis: in aedibus Aldi, mense Sept. 1508.
[26], 149 h.; Fol.
I. 7241

IMG_7823--Erasmo publicó sus Adagia por primera vez en París en 1500. Esta nueva edición, titulada Adagiorum Chiliades e impresa en Venecia por Aldo Manuzio en 1508, es un buen ejemplo de las obras que se publicaban en esta imprenta. Contiene más de cuatro mil frases breves en las que se encuentran la sabiduría y la literatura del mundo antiguo. Utilizada por los maestros de la latinidad, sirvió en los siglos siguientes para educar, adoctrinar y, también, para entretener.

Francesco Colonna
Hypnerotomachia Poliphili ubi humana omnia non nisi somnium esse docet atque obiter plurima scitu sane quam digna commemorat.
Venetiis: in aedibus Aldi Manutii, 1499.
[234] f. : il. ; Fol
I. 11571

P1040383--
Aunque se conoce como El sueño de Polífilo, la traducción del título original podría ser Lucha de amor en sueños de Polifilo, donde se enseña que todo lo humano no es sino sueño y se evocan oportunamente muchas cosas dignísimas. Se ha aceptado tradicionalmente que Francesco Colonna es el autor del libro, pero no hay acuerdo sobre su identidad. Podría ser un dominico del convento veneciano de San Giovanni y Paolo, otro dominico, que falleció en 1517, o bien Francesco Colonna, señor de Palestrina, (ca. 1443-1538). También se han señalado otros nombres, como Eliseo da Treviso o Leon Battista Alberti, que pudo ser el autor de la primera versión en latín de la obra. Se ignora también el nombre del autor de las bellísimas xilografías o los motivos que impulsaron al mecenas, Leonardo Grassi, a patrocinar esta obra.

Francesco Colonna
Hypnerotomachie ou Discours du songe di Poliphile; deduisant comme amour le combat a l’occasion de Polia; soubz la fiction de quoy l’aucteur monstrant que toutes choses terrestres ne son que uanité, traicté de plusieurs matieres profitables [et] dignes de memoire: nouuellement traduict de langage italien en françois.
A Paris: pour Jacques Keruer aux des Cochetz, rue de S. Jaques, 1546.
[6], 157, [1]h : il. ; Fol
I. 2654

IMG_7827-Primera edición de la obra en francés. Se debe al secretario del cardenal de Lenoncourt, Jean Martin, que aparece como revisor de una traducción anónima, recibida por Jacques Gohorry de un caballero de Malta. Como en la edición de Aldo Manuzio, el autor quedó en el anonimato. La presencia del hijo de Francesco Colonna, Stefano, en Fontainebleau desde 1527 a 1534, podría tener alguna relación con la aparición de la obra, teniendo en cuenta que se trata de una nueva versión del libro, no de una traducción de la que se publicó en la edición aldina. Para la ocasión se realizaron nuevas estampas, inspiradas en Mantegna, Miguel Ángel o Leonardo, que se han atribuido a Jean Goujon.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: